Por qué un fular elástico es el mejor portabebé para un recién nacido

fular elastico de algodon organico dark crosses gots

El portabebé que respeta la fisiología del bebé

Portabebés en el mercado hay muchos, pero que sean ideales para recién nacidos ya no tanto. Queremos explicarte por qué un fular elástico es el mejor portabebé para un recién nacido.

Tu bebé se habrá pasado seguramente 9 meses (si ha nacido a término) dentro de tu cuerpo, en una posición fetal concreta, recogido como si fuera una bolita, con la espalda curvada y las rodillas flexionadas. Cuando nace, de pronto llega a un mundo nuevo, ajeno a todo lo que le rodea. Pero estás tú, tu olor, tu respiración, tu voz. Todo ello no le es ajeno. Contigo se siente seguro, feliz y le encanta dormirse encima de ti, recogidito, con su corazón latiendo encima del tuyo.

Con un fular elástico esta simbiosis es posible. Gracias al porteo con fular elástico, el bebé puede estar en una posición muy similar a la que tenía en tu barriga. Cuerpo contra cuerpo, con la espalda curvada, las rodillas flexionadas por encima de su culito, notándote y sintiéndose feliz y relajado.

El fular elástico al ser de los portabebés más suaves y amorosos se adaptan perfectamente a la fisiología del bebé (y no es el bebé quién debe adaptarse al portabebé), y permiten una posición ergonómica óptima. Sin agobiarle y acariciándole su cuerpecito. El poder combinar diferentes nudos con más o menos capas, puedes probar cuál de ellos es el que más le gusta y con el que tú te sientas más cómoda o cómodo.

Piernas dentro o fuera del fular elástico

Si empiezas a portear con un bebé recién nacido o con bajo peso (2,5kg – 3,5kg), no debes forzar sus piernas y separarlas hacia los lados en la conocida forma de M. Su posición natural es flexionar las rodillas ligeramente hacia arriba, pero sobre su propio cuerpo, es decir, sin abrir las piernas hacia los lados. Esta posición hará que las piernas queden dentro del fular.

A medida que el bebé vaya creciendo, ya podrás separarle las piernas a ambos lados, en la posición ranita o en M (en la mayoría de casos a partir de mes y medio o dos meses, según el peso).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.